En las clínicas dentales en Martorell saben que la prevención y los buenos hábitos son la parte más importante para disfrutar de una buena salud bucodental. En verano, debido a la necesidad constante de refrescarnos y a los cambios en las rutinas de cada día durante las vacaciones, es muy fácil que nuestros dientes se resientan al exponerse a cantidad de alimentos y bebidas azucarados en exceso y al verse reducidos los hábitos de higiene diarios.

Sin embargo, en las clínicas dentales de Martorell te recomendarán algunos alimentos que pueden ayudarte a evitar la aparición de sarro, caries y que previenen otras patologías si los consumes durante las vacaciones de verano. Uno de los que más recomiendan es el tomate, muy apetecible con el calor. Es refrescante e imprescindible en las ensaladas y te reportará vitaminas A y C, que protegerán tus encías. El queso también es un alimento muy habitual para picar en terrazas y te proporciona proteínas y calcio, que fortalecerán tus dientes.

Otros alimentos, como el mejillón, se consideran un superalimento por sus beneficiosos componentes, como el potasio, el calcio, el magnesio, entre otros, todos ellos beneficiosos para la salud de tu boca. La sardina, que se suele ofrecer como tapa en los chiringuitos de playa, tiene omega 3, vitamina D y flúor en cantidades suficientes para garantizar que tus dientes se mantengan sanos y se refuercen.

Pasando a las frutas, la sandía es una de las mejores por su gran contenido en agua. Además, te garantiza un aporte de vitaminas A y C, y potasio. El melocotón es rico en calcio, en antioxidantes y en vitamina A, y es otro gran alimento para garantizar la buena salud de tus encías y dientes durante el verano.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar de la salud de tu boca, contacta con nosotros en Bukalix.